Investigan si el niño de 6 años que murió al caer en un pozo de una obra en Guaymallén, fue víctima de abusos sexuales - El Federal Online

La autopsia reveló que el niño que murió al caer a un pozo en la obra de Florentino Paco tenía hematomas que serían compatibles con abuso sexual. El fiscal de Homicidios será asesorado por el Cuerpo Médico Forense, lo que podría reencauzar la pesquisa.

La Justicia investiga si el niño de 6 años que murió al caer a un pozo en una obra de Florentino Paco fue víctima de abuso sexual. Esa posibilidad se instaló durante la realización de la autopsia cuando profesionales del Cuerpo Médico Forense detectaron hematomas que podrían ser compatibles con ese delito.

Por eso, Carlos Torres, el fiscal de Homicidios que investiga las causas del deceso ocurrido el 7 de marzo en el predio de Urquiza 700 de Guaymallén, se reunirá con dos peritos médicos para arribar a la conclusión de si el menor de edad había sido -o no- víctima de abuso sexual.

El fiscal de Homicidios Carlos Torres

Los padres decidieron la cremación de los restos

Los restos de Erik Mamaní fueron cremados por decisión de los padres, quienes sigue viviendo en la provincia por cuestiones laborales.

Lo confirmó este martes a Diario UNO la cónsul de Bolivia en Mendoza, Cinthya Vicente, quien brindó asistencia y acompañamiento a la familia.

La cónsul de Bolivia en Mendoza

La reducción a cenizas no dificulta la continuidad de la pesquisa, explicaron desde el Ministerio Público Fiscal.

Es porque, oportunamente, los profesionales del Cuerpo Médico Forense tomaron fotografías e hicieron un minucioso diagnóstico acerca del estado externo e interno del cadáver, informe que forma parte del expediente judicial.

El predio de Florentino Paco, en la mira

Está ubicado en Urquiza 700, al sur de la Bodega del 900. Hace una década aproximadamente era un terreno baldío, hasta que Florentino Paco lo desmalezó, removió el suelo, lo puso en condiciones y comenzó la edificación de departamentos y dúplex con obreros y máquinas.

El paredón perimetral, al igual que las viviendas, fueron levantados de noche a la luz de potentes reflectores, lo que no escapó a la mirada de la gente del lugar y que difícilmente haya escapado de las miradas oficiales.

El predio fue noticia el 7 de marzo por la tarde cuando Erik cayó al pozo de agua de 50 metros de profundidad que está pegado a un murallón divisorio orientado de este a oeste.

Al fondo de la imagen, el pozo donde cayó el niño está cubierto con maderas

La comuna explicó que todo allí es “ilegal” porque fue edificado sin la autorización correspondiente: las viviendas y el paredón perimetral pintado de amarillo.

En las últimas semanas, Guaymallén declaró que a Paco tampoco se le habría permitido edificar ya que por ese terreno deberá pasar la prolongación de la calle Ricardo Gutiérrez en dirección Oeste-Este. De hecho, debe demoler varias propiedades para permitir que la calle se concrete.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *