Mientras se espera que el juicio contra el suspendido juez federal Walter Bento se retome el próximo 23 de agosto, un grupo de contrabandistas fue condenado luego de ser encontrados culpables por intentar ingresar mercadería sin declarar desde Chile a Mendoza. Hay tres hombres que están vinculados con Bento en la causa por coimas.

Entre octubre y diciembre del 2019, la banda, en la que participaban comerciantes, camioneros, gendarmes, comisarios y aduaneros, ingresaron a la provincia mercadería de forma ilegal de todo tipo. Según lo informado por el Ministerio de Seguridad, consistía en celulares, indumentaria y productos de deportes valuados en 300 millones de pesos.

Finalmente, cuando fueron atrapados y luego se los llevó a juicio, las autoridades del Tribunal Oral 1 de Mendoza encontraron que dos de los contrabandistas están relacionados con el caso Bento, el cual actualmente se lleva a cabo. Se trata de Omar Rodríguez Cichinelli, ya absuelto y acusado de haber pagado coimas a cambio de beneficios personales; y el comisario Gabriel Moschetti, a quien se lo acusa de formar parte de la asociación ilícita en la causa Bento y de alertar a otros integrantes de la banda acerca de las detenciones de la Policía. Existe una tercera persona que aún está prófuga de la Justicia, ya que consiguió escapar gracias al aviso de Moschetti.

Las condenas

Tras hallar culpables a los acusados, se les dictó la condena por contrabando a cada uno de la siguiente forma: ocho años para Diego Juárez Ferro, seis años para Fabián Salas Narváez, cuatro años para Luca Federico Salas Ortiz, tres años condicional para Mario Javier Alberto “Charly” Baronian, tres años condicional para Ricardo Abraham y cuatro años para Roberto Enrique Marín Videla.

En tanto, condenaron a cuatro años a los agentes de Gendarmería Nacional Ariel “Chapu” Rades Herrera, y José “Chacho” Peñaloza Pérez. Y tres años y seis meses para el funcionario de la Dirección General de Aduanas, Walter Barroso Zalazar.

Omar Rodríguez Cichinelli fue absuelto por falta de mérito. De acuerdo a la pesquisa, “habría sido beneficiado por la asociación ilícita que se investiga en dos etapas diferenciadas: en primer lugar, previo a la faz judicial, mediante el aviso de Moschetti, Bardinella y Aliaga de las medidas de allanamiento y detención”.

El modus operandi del grupo imputado

Gracias a una ardua investigación, iniciada en 2019, se pudo esclarecer cuál era la forma en la que la banda funcionaba. Ingresaban mercadería sin declarar a Mendoza desde Chile, mientras desviaban los camiones de la ruta señalada para su importación. Así, la carga no ingresaba a las instalaciones del Área de Control Integrado (ACI) Uspallata y vulneraban los controles aduaneros.

Luego, los camiones viajaban hasta una empresa ubicada en el carril Rodríguez Peña al 2500, de Godoy Cruz, donde se descargaba la mercadería. Al día siguiente, los choferes retornaban en el mismo rodado al ACI Uspallata para documentar su ingreso a Argentina sin carga. Con respecto a los documentos, la organización entregaba un doble juego de papeles falsos para poder cruzar.

En su mayor parte, transportaban ropa de hombre, niños y mujer, celulares, productos varios como lentes de sol, pavas eléctricas, bicicletas, pelotas de fútbol y bijouterie.

Fuente: Diario Mendoza

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *