El conflicto en el sector de la salud se sigue extendiendo, en esta oportunidad debido a que cerca de 500 kinesiólogos de Mendoza dejarán de prestar sus servicios domiciliarios. La medida se debe a que desde el sector señalan que los pagos que reciben han quedado muy defasados de cara a la inflación. 

En ese contexto, un importante grupo de profesionales marchó este lunes hasta la Legislatura de Mendoza con el fin de visibilizar la problemática que los atraviesa. Además, advirtieron que desde este miércoles los que atienden en el consultorio cobrarán un adicional sobre el valor que pagan las obras sociales hasta cubrir una suma de $3000.

En la provincia hay un total de 1.900 kinesiólogos, por lo que un 25% de ellos están reclamando por la difícil situación en la que se encuentran y al no tener respuestas suspenderán la prestación domiciliaria.

“Los aranceles de las prestaciones domiciliarias están tremendamente bajas. Algunas empresas están pagando entre 800 y como máximo 1.400 pesos por una atención a domicilio con todo lo que eso implica, combustible, mantenimiento del vehículo, si tienen que llevar algún aparato, la atención propiamente dicha”, señaló Esteban González, presidente del colegio de Kinesiólogos.

Además detalló que los profesionales no están formalizados como trabajadores y por ende no están enmarcados dentro del convenio colectivo 743/ 2016 de ATSA, el gremio de la Sanidad.

“Ninguno está registrado en ese convenio colectivo de trabajo, o sea, una relación laboral de absoluta informalidad, en donde no tienen ART si les pasa algo, a veces se tienen que meter en barrios complicados, no tienen ningún tipo de garantía laboral, ni indemnización, licencia por vacaciones, licencia por enfermedad, cualquier cosa que les pasa se quedan sin fuente de ingresos, en definitiva todo lo que implica ser un trabajador sin relación de dependencia, no tienen absolutamente ningún tipo de garantía, ni bono de sueldo, ni aguinaldo, absolutamente nada”, cerró el profesional.

Con información de Los Andes.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *