Funciona en San Rafael el primer observatorio de aislados por Covid 19 - El Federal Online

Se trata de un mapa digital elaborado por personal municipal en el que se cargan los datos de cada persona que puede representar un caso sospechoso de Covid 19 por venir de zonas de riesgo o por haber mantenido contacto directo con alguien que hubiese dado positivo en test de coronavirus.

Además de contener toda la información de quienes sufran esta patología, se elabora un seguimiento al nexo epidemiológico con particular atención a sus familiares y las personas con las que se relacionó en forma directa y estrecha.

Y para completar, un cuadro completo de observación sobre el comportamiento social ante esta pandemia, están también cargados en el mapa todos los sanrafaelinos que violaron el aislamiento social y están imputados por la Justicia.

“Hay una mesa de coordinación de trabajo donde está la Policía, está Gendarmería, está la Policía Aeroportuaria y la Policía Federal. Está Defensa Civil y las áreas de salud provincial y municipal”, explicó hace uno días el intendente Emir Félix cuando permitió a SITIO ANDINO recorrer las instalaciones y conocer la metodología de trabajo.

Como “en un primer momento, las personas que se aislaron fueron las que venían de países de riesgo o de zonas de riesgo, lo que se hizo inicialmente fue un control exclusivo sobre esas personas”, aclaró a su turno el comisario Eduardo Algaba, jefe de la Distrital Zona Sur de la Policía de Mendoza.

Fue así como los primeros en figurar en el Observatorio Covid 19 fueron unos ciudadanos peruanos que retornaron a San Rafael y debieron cumplir cuarentena en su domicilio en el distrito El Cerrito. “A partir de que tenemos un dato, se entrevista personalmente a las personas, se estudia la situación del domicilio, si reúnen las condiciones de aislamiento, como el caso de jóvenes que llegaron de Perú. Antes de que puedan salir de Mendoza, nosotros determinamos el lugar de aislamiento, un lugar adecuado para que haya aislamiento real, de lo contrario no lo aprobamos. En el caso de que se aprueben, vienen encapsulados por un móvil policial que garantiza que no se bajen en ningún lado, y lleguen a su lugar de aislamiento y de ahí no se pueden mover”, narró Félix.

“Encapsularlo es que lo toma la Policía Vial por lo general, que es la que está encargada en la provincia de estos temas, y le hace un acompañamiento a estos vehículos para que puedan llegar a sus domicilios, referenciando que van a quedar en determinado lugar en cuarentena”.

“Si el viajero tiene un auto particular, hay un vehículo de la policía que lo escolta hasta un determinado lugar del camino y otro que lo espera acá y lo acompaña al lugar donde termina la cuarentena. Y si no, se determina un transporte que son combis que vienen con la aislación suficiente para traerlos. De lo contrario, para eso, tienen que estar en el lugar de cuarentena óptimo, si no se quedan en el hotel en Mendoza”, agregó el intendente sanrafaelino.

Después surgió la geolocalización de quienes incumplieron el aislamiento decretado por el Presidente. Todos están en ese mapa para vigilarlos y comprobar si reinciden o no. 

Como dijo Algaba: “A partir del 20 de marzo, cuando sale el decreto, todos quedamos aislados en nuestras casas”. En consecuencia, desde entonces, se fue llenando el mapa de georreferencias, según explica Samuel Barcudi, el senador provincial que a su vez colabora en el equipo sanitarista sanrafaelino desde sus conocimientos bioquímicos. “Acá están todos reportados, y nosotros de estos datos, tomamos por supuesto la gente que está en cuarentena, se filtra a partir de un trabajo pionero que permite observar y seguir a casi 2000 personas en nuestro departamento.

La primera alerta saltó cuando llegaron personas que pudieron haber tenido contacto fuera de la provincia. Es que un llamado al 911 de un empleado petrolero recientemente arribado de Santa Cruz, puso en movimiento al observatorio y al intendente Félix en persona.

Este hombre dio cuenta que lo habían llamado desde la empresa petrolera para informarle que había dado positivo el test de la propietaria de una hostería donde ellos comían en Las Horquetas, Santa Cruz.

“A él le avisan de la empresa que tiene que estar alerta y le piden por WhatsApp estado de situación y le sugieren un inmediato aislamiento, como hicieron con cada uno de sus empleados que habían comido en ese lugar. Esa persona, cuando tiene el primer síntoma, tiene una gran actitud porque él llama al sistema de emergencias y cuenta lo que ocurría”, contó Emir.

Fue así que se informó al Observatorio lo ocurrido, y el Intendente se contactó “a través del Sindicato Jeráquicos, Petroleros Jerárquicos, con el gerente de la empresa, y me envió una planilla completa con todos los nombres y números de celulares de los trabajadores”: algunos sanrafaelinos, otros malargüinos, unos de General Alvear, Guaymallén y otros departamentos de la provincia.

“Y así empezamos el seguimiento a cada uno de ellos; los chicos del observatorio han estado llamándole telefónicamente. Inclusive, el petrolero que abrió este caso, nos manifestó síntomas el día martes, se lo fue evaluando hasta que se tomó la decisión de internarlo, pero finalmente el hisopado dio negativo. Hasta ese momento se aisló desde su familia hasta el almacenero donde había ido a comprar en esos días”, detalló Barcudi.

Es que en forma inmediata se cargan los datos que luego aparecen digitalmente en una pantalla gigante ubicada en el recinto del Concejo Deliberante, en un mapa de geolocalización, con sus números de teléfono, nombres de familiares, y las personas con las que han tenido contacto. Y se les hace un seguimiento telefónico en forma cotidiana.

“La gente que hemos entrevistado telefónicamente hasta ahora, gracias a Dios, ha sido muy permeable en darnos la información, cosa que siempre puede causar un resquemos, pero cuando nos identificamos del observatorio Covid de la Municipalidad, actúan con mucha responsabilidad; igual, la gente puede verificar llamando al call center de la municipalidad, si tiene alguna duda”, agregó el senador.

Uno de los técnicos encargados del seguimiento dio detalles de su tarea: “Yo les pregunto cuándo ingresaron, con quién hacen la cuarentena, me pasan todos los datos de la gente con la que están, la edad, teléfonos también le pido a algunos, si tienen síntomas, les dejo el 0800 al que tienen que llamar y el número de acá del observatorio”.

“Yo trabajo en la geoposición de cada una de las personas que vamos indicando, y lo que sería el llenado de datos necesarios de cada uno de los puntos y actualización. Así cuando vos cliqueás en el mapa te aparecen la información de cada uno de los pacientes, aislados o sancionados: es decir, los sospechosos, los contactos estrechos que también están en cuarentena, los que deben cumplir el arresto en su domicilio tras violar el aislamiento social obligatorio y los que han llegado del exterior. Buscamos información y la volcamos con su geoposición”.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.