Italia suma otros 323 muertos y Conte prepara un plan B - El Federal Online

El boletín de la Protección Civil por otro lado reportó nuevamente datos alentadores como la disminución tanto de pacientes en terapia intensiva (1795) , como hospitalizados (19.210), por un lado y el aumento de curados, con 2311 en las últimas 24 horas y 71.252 en total.

Mientras tanto, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, sigue bajo asedio, criticado no sólo por las categorías que no podrán reabrir sus comercios el 4 de mayo, día del inicio de la “fase 2” de suavización de la cuarentena, sino también por parte de la oposición y de algunos componentes de su propia coalición, insatisfechos con el decreto que implementará una reapertura escalonada y gradual. Acorralados por una parálisis económica dramática de casi dos meses, todo el mundo presiona para que se anticipen las reaperturas de bares, restaurantes, peluquerías y otros comercios, previstas solamente para el 1 de junio y que generaron protestas de todo tipo de quienes trabajan en estos sectores.

En este marco, Conte tiene listo un plan B. Si los números, es decir, los datos de la epidemia, son favorables, podría llegar a cambiar este decreto en las zonas del centro-sur del país menos castigadas por el virus, con pocos casos. Allí sí podría adelantarse al 18 de mayo el regreso de bares, restaurantes y peluquerías.

Así lo confirmó hoy el ministro para asuntos regionales, Francesco Boccia, que en una videoconferencia adelantó que, en base a los datos de monitoreo de las próximas dos semanas, “se puede pensar en aperturas distintas, región por región” .

“Todo dependerá del número de contagios y de la capacidad de la sanidad territorial”, indicó Boccia. ” Si el índice de contagio R0 se mantiene por debajo de 1 se podrá proceder (a la reapertura), de lo contrario, no” , agregó. En este sentido, consideró crucial la existencia en el territorio de Hospitales totalmente dedicados al Covid-19, así como estucturas donde personas que resultan positivas puedan pasar la cuarentena, fuera de su domicilio.

Boccia advirtió, no obstante, que si las eventuales ordenanzas de reapertura de las regiones no son “coherentes” con el decreto del gobierno, serán impugnadas.

Según el cronograma de la “fase 2” que comenzará el 4 de mayo y que flexibilizará la cuarentena, la reapertura será escalonada y gradual porque se teme que la curva vuelva a subir y que haya un rebrote de la epidemia. Tanto es así que ganó la línea de la prudencia por lo que las escuelas no reabrirán hasta septiembre y sólo a partir del 18 de mayo podrán levantar persianas negocios de ropa y calzado, muesos y muestras. Seguirán estando prohibidas las reuniones públicas y sólo se podrá circular en la comuna de residencia mostrando una autocertificación que indica un motivo de necesidad, trabajo, salud o por visita a “allegados”, es decir familiares o personas que representan un “afecto estable”.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.