Un Suarez emocionado llamó a formar "una nueva Mendoza" - El Federal Online

En una jornada de 1° de mayo sin precedentes en la historia mendocina, el gobernador Rodolfo Suarez inauguró el 180° periodo de Sesiones Ordinarias de la Legislatura provincial ante una Asamblea Legislativa conectada de manera online. En un discurso atravesado por la coyuntura de la emergencia sanitaria por el coronavirus, el mandatario propuso una reforma institucional para ir hacia la unicameralidad y realizó una convocatoria a todos los sectores de la sociedad para trabajar codo a codo en una salida de la crisis por la pandemia, entre otros anuncios importantes.

A raíz del aislamiento social, preventivo y obligatorio, solo estuvieron acompañando a Suarez el vicegobernador Mario Abed y el presidente de la Cámara de Diputados, Andrés Lombardi, mientras que los legisladores participaron de la ceremonia por videoconferencia.

El gobernador arribó a la Legislatura a las 10 e ingresó a un recinto con las bancas vacías pero con una pantalla gigante que lo conectó de forma remota con los senadores y diputados provinciales y distintos funcionarios provinciales.

Comenzó su discurso haciendo referencia a la situación de emergencia sanitaria que atraviesa la provincia por la pandemia y dijo que “la singularidad de esta exposición es una muestra no menos elocuente de lo que está produciendo en la vida de nuestra sociedad la pandemia del coronavirus”.

“Esta circunstancia de emergencia nos ha puesto a prueba como sociedad y, entre tantas incertidumbres y desafíos diarios que plantea este virus desconocido, podemos afirmar que la certeza más concluyente que encontramos está en los valores y en la actitud de nuestro capital humano”, manifestó.

Resaltó que “Mendoza está activa, coordinada y preparada” y sostuvo que “nuestra prioridad es mantener la tasa de infección en niveles controlables y reducir el daño mediante la ayuda social y la asistencia a los sectores críticos. Luego en que la medida del núcleo sanitario haya ido quedando superado, nos volcaremos de lleno a la remediación estructural“.

A lo largo de toda su alocución, Suarez destacó y detalló las diferentes medidas y planes llevados adelante por su gestión para atender el impacto de la pandemia tanto en los ámbitos sanitario, económico y social.

Uno de los anuncios más importantes que realizó fue el impulso de una reforma institucional para avanzar hacia una Legislatura Unicameral.

“La austeridad profunda y la racionalidad de los recursos estatales que elimine los gastos improductivos, será vital para que el Estado brinde eficiencia”, indico y resaltó que “creemos firmemente en la necesidad de bajar los costos de la política”.

“Vengo anunciar que voy a impulsar un proyecto de reforma institucional acotada a una serie de temas concretos, que en su arista más notoria apunta a transformar el Poder Legislativo, hoy bicameral, en una nueva legislatura unicameral“, expresó.

En este sentido, afirmo que “esto va a significar una fuerte reducción del gasto público. No tiene sentido tener una cámara de senadores y otra de diputados que en la norma y en la práctica representan prácticamente lo mismo”.

Convocó a superar la “falsa contraposición entre reforma constitucional y política”, señaló que “entendemos que este viejo debate ha impedido a Mendoza revisar sus normas” e hizo hincapié en que esta reforma “expresamente excluye la reelección del gobernador”.

Por otro lado, anunció que “enviaré un proyecto de Ley para crear el Consejo Económico, Ambiental y Social que nos permita reconocernos en las diferencias y en las coincidencias para aunar esfuerzos“.

Siguiendo con el diagnóstico del Estado provincial, el mandatario advirtió de la delicada situación financiera de producto de la crisis económica por la pandemia y dijo que esperan la llegada de $5.000 millones que le corresponderían a la provincia en conceptos de ATN y préstamos.

Explicó hasta el momento se han recibido $825 millones que se destinaron a atender la emergencia sanitaria y avisó que “el resto de los fondos que recibiremos a partir de ahora serán coparticipados”.

Destacó también han iniciado un proceso de refinanciación de los bonos de la provincia y que paralelamente han emitido un programa de Letras para “conseguir recursos frescos”.

Otra de las iniciativas presentadas por Suarez fue la creación de la Agencia Mendocina de Innovación, Ciencia y Tecnología. “Será una entidad mixta público privada cuyo objetivo será poner en marcha una política de Estado respaldada con un fuerte consenso detrás de un plan que sea facilitador y articulador del ecosistema de innovación, del diseño de implementación de nuevas tecnologías y de la difusión del conocimiento científico”, indicó.

Por otro lado, dijo que remitirán un proyecto de ley que establezca” la factibilidad agrícola de implantación”. “Proponemos la creación de FECOFRUT, una asociación de productores e industriales que desarrollen productos partiendo de la demanda que los mismos tengan a nivel local e internacional”, aclaró.

“Hemos elaborado un proyecto de ley que crea beneficios fiscales para aquellas empresas que se instalen en parques industriales, sean estos municipales o provinciales. Se pretenden con ello generar un polo de atracción de nuevas inversiones que el dé impulso a la economía, absorbiendo mano de obra local”, anunció también.

En otro orden, comunicó que enviará un proyecto de Ley de Piedemonte para que sea gestionado por una sola unidad ambiental. “Definirá por primera vez en Mendoza los criterios mínimos para que los municipios y la Provincia tengan una determinación clara sobre las áreas que pueden ocuparse y de qué manera puede hacerse. También sobre la regulación de las áreas ya urbanizadas y las que no pueden ocuparse”, detalló.

Otras de las iniciativas anunciadas por Suarez fueron la Ley de Promoción de la Industria Audiovisual, la de creación del Instituto Provincial de Evaluación de la Calidad Educativa, la de actualización del marco normativo educativo de la provincia, una Ley de Violencia Laboral, el Nuevo Observatorio de Seguridad Ciudadana Provincial.

Asimismo, el Gobernador hizo referencia a la polémica nacional por el otorgamiento de prisiones domiciliarias a presos con el argumento de la pandemia. “No hay excusas para los ‘sacapresos’ que viven pidiendo masivas prisiones domiciliarias y excarcelaciones con cualquier excusa, por ejemplo ahora, invocando los riesgos del Coronavirus. En Mendoza las condenas se cumplen”, enfatizó.

“Las cárceles de Mendoza son lugares de aislamiento seguro, donde la población tiene control sanitario, más aún frente a la pandemia, ya que desde el 16 de marzo próximo pasado se ha puesto en marcha un protocolo preventivo específico para evitar la Covid-19, destinándose, entre otras medidas, un alojamiento a estrenar en el complejo Almafuerte II de 90 camas, para que realicen cuarentena las personas detenidas que eventualmente pudieran presentar síntomas hasta su recuperación, de manera de evitar cualquier tipo de contagio entre internos”, agregó.

Suarez finalizó su discurso resaltando que “aún en la emergencia hay esperanza. Y la esperanza se construye si cada uno se propone hacer bien las cosas. Ese es el único camino para cambiar el estado de angustia por un estado de conciencia que nos permita ir recuperando las rutinas que tenían nuestras vidas, ahora, alrededor de una normalidad nueva en la que no tengamos que resignar dignidad alguna”.

Se viene una nueva Mendoza en un nuevo mundo que todavía hay que entender, pensar, armar y explicar“, sostuvo y concluyó emocionado: “Si somos inteligentes colectivamente y aprendemos que nuestros destinos individuales están indisolublemente ligados al destino de los demás, podremos salir fortalecidos para convertirnos en una sociedad con mejores oportunidades“.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.