Habló el rescatista de animales detenido por querer salvar a varios perros que se comían entre ellos en una vivienda de Guaymallén - El Federal Online

El caso tuvo mucha repercusión en Mendoza en lo que, a la vista es un grave caso de maltrato animal. Javier Campos, conocido rescatista de animales en la capital mendocina, fue detenido e imputado por daños “daños al estado”, supuestamente por golpear un móvil policial.

“Todo comenzó por varias denuncias que me llegaron sobre el abandono de varios perros en una vivienda de Guaymallén”, dijo a EL FEDERAL. Agregando que “inmediatamente lo publiqué en el Facebook, pidiendo ayuda para el transporte y tránsito de los perritos”.

“Las denuncias de los vecinos indicaban que los perros se estaban comiendo entre ellos, y las fotos que mandaron eran terribles”, resaltó.

“Al llegar, los vecinos comenzaron a juntarse, y es cuando en pocos minutos llegó la policía y el dueño de la casa. La gente comenzó a insultarlo mientras él hablaba con la policía, todo está filmado”, relató.

Efectivamente, el video muestra al dueño de la vivienda, identificado como Silvio Martín Rodríguez Fanizza, siendo increpado por los vecinos de la vivienda. EL FEDERAL corroboró que el hombre mencionado, no es el dueño de la casa.

“El dueño de la casa dijo a los policías que era veterinario, y a los pocos minutos se fue del lugar”, exclamó.

Versiones vecinales indican que los perros los tiene para entrenar a otros perros de raza dogo y que tiene en otras propiedades en Santa Rosa, La Paz y San Martín

La ida del dueño del lugar produjo una reacción de los vecinos y el rescatista que quisieron entrar al patio de la vivienda para rescatar a los animales, situación de indignación y bronca que fue escalando entre los presentes.

“Mi bronca no pudo contener un insulto que le dije a uno de los policías, y este sin mediar palabras me agarra del cuello y otro policía me dobla el brazo por atrás. Eso exaltó aún más a las personas que estaban presenciando todo y filmando como me querían llevar preso”, relató Javier.

“En el video se escucha claramente como el policía dice que me lleva detenido porque le falté el respeto. Pero una vez que me llevaron a la comisaría novena, me dicen que me detienen por golpear al móvil policial, cosa que es mentira”, reclamó.

Su abogada Lilian Fernández dijo a nuestra redacción que Javier Campos fue imputado por “daños al estado”, al golpear supuestamente la puerta de un móvil policial. “No es cierto, vamos a pelear el caso porque había mucha gente exaltada, y cualquiera podría haber sido. En el video el policía dice que lo detiene por faltarle el respeto”, dijo a nuestra redacción.

¿Qué pasó con los perros?

Aparentemente debido a las repercusiones del caso, la municipalidad de Guaymallén incautó a los canes en la mañana del sábado, “pero todavía quedan otros perritos en el lugar”, dijeron los vecinos.

“Espero que los perritos estén bien y que el dueño tenga su castigo por las condiciones que tenía a los perritos, es un caso terrible que no puede quedar sin un castigo, y que nadie haga nada”, finalizó el rescatista Javier Campos.

La versión del dueño de los perros

EL FEDERAL habló con la persona que se presentó en el lugar, en representación del dueño de la vivienda.

Silvio Rodriguez Fanizza

“Yo no soy el dueño de la vivienda, solo ayudo con los perros en traerles alimento y llevarlos al veterinario, no soy veterinario como se dijo entre los vecinos”, expresó a nuestra redacción.

“El dueño es Roberto Ruiz que le prestó la casa a un hombre para que pueda rescatar perros y entregarlos en adopción. Todo fue un gran mal entendido”, señaló.

El dueño de la vivienda es un reconocido comerciante de Mendoza, llamado Roberto Ruiz, que se dedica a la impermeabilización de techos, uno de los primeros en traer las conocidas membranas, según se pudo averiguar

“Roberto le prestó la casa a Darío para que la cuide y para que tenga un lugar para los perros rescatados. Y yo solo traía el alimento a los perros. Aquí hubo una pelea de perros por una perra alzada que alertó a los vecinos que hicieron la denuncia, pero que también inventaron muchas cosas”, remarcó.

“Todo está en fiscalía. Aquí vino una veterinaria, gente de la municipalidad y la policía y corroboraron que todo lo que se decía era mentira, los perros estaban en perfectas condiciones”, aclaró. Agregando que “Si hubo una pelea entre machos por una perrita que no alcanzamos a castrar, hasta tengo el turno para llevarla. Lamentablemente uno de los perros salió mal herido, lo llevé al veterinario, pero no llegó a sobrevivir”, contó.

“Yo entiendo a la gente, pero acá se mintió mucho. Se dijo que los perros estaban para entrenar a perros dogos, y eso salió porque yo tengo perros dogos que alguien sacó las fotos de mi Facebook para decir esa barbaridad”, exclamó.

“Somos gente de bien que quiso hacer un bien con los perritos, pero las cosas se agrandaron mucho. Si hubiera algún problema, fiscalía ya hubiera metido preso al dueño de la vivienda o a mí, pero nada de eso hubo porque las autoridades comprobaron que los perros estaban en perfectas condiciones”, finalizó.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *